Primer día de colegio: cómo estar preparados

Tijeras y colores para el primer día de colegio

Cuando se van acabando las vacaciones de verano, muchos padres y madres se encuentran con que queda poco para el primer día de colegio. Ese primer día puede ser diferente de unos niños y otros. Algunos estarán acostumbrados a pasar algún tiempo fuera de casa porque ha estado en escuelas infantiles (no me gusta el término guardería) o con madres de día. Para otros será la primera vez que tengan que salir de sus entorno familiar durante tantas horas, por lo que puede ser angustioso para ellos. ¿Cómo podemos ayudarles en esta transición? Te lo explico a continuación.

Cómo prepararse antes de que llegue el primer día de colegio

Antes de que se acerque el momento de la vuelta al cole, hay que irse preparando con tiempo. Yo suelo volver a casa unos días antes de las vacaciones para restablecer los horarios y las rutinas. Aquí te dejo algunos consejos sobre cómo prepararte para el primer día de colegio.

Mostrar ilusión

Con el fin de las vacaciones, tendemos a quejarnos de tener que volver a trbajar. Si tú estás disgustado ante esa situación, tus personitas te copiarán y no querrán volver o empezar la escuela. En cambio, si muestras ilusión y haces cmentarios positivos, ellos también cambiarán su manera de pensar. Recuerda que somos el espejo en el que se miran.

Ir adaptando la rutina

Para empezar la escuela con fuerzas hay que estar bien descansado. Eso implica que una semana antes vuelvas a los horarios habituales de irse a la cama. Si quieres saber más sobre la rutina de irse a dormir te dejo este artículo.

Pero incluso iría un poco más allá. Si durante el verano has sido más flexible con otras rutinas, como por ejemplo, las horas de pantalla, empieza a recortarlas antes de que llegue el primer día de escuela. Así no asociarán perder ese hábito con la escuela.

Dejar todo preparado con tiempo

Para empezar la escuela a veces necesitas algunas compras como ropa, mochila y material escolar. Te recomiendo que no lo dejes para el último momento porque evitarás el estrés. Tendrás una mayor sensación de tenerlo todo bajo control. Además, te recomiendo que impliques a tu personita en el proceso. Por ejemplo, te puede ayudar a escoger su mochila.

En cuanto a la ropa, aunque este no es el tema, déjame darte un consejo. Elige ropa cómoda y deportiva, que además no te dé pena que se pueda manchar o romper. Y lo digo por todos, pero especialmente, por las niñas. ¿Hay algún problema en que una niña vaya a la escuela en chándal y deportivos en lugar de en falda y zapatos de bailarina? Creo que la primera opción es infinitamente mejor. Si tu escuela no tiene uniforme, te recomiendo que busques opciones que sean fácilmente combinables entre sí para todos los días. Es decir, puedes hacer un armario cápsula para tus personitas. Así se vestirán más rápido por las mañanas y habrá menos discusiones.

Imagen de armario montessori minimalista
Imagen de armario montessori minimalista via Parents.com

Hablar sobre la escuela y cómo será

Antes de que empiece la escuela podéis dar un paseo haciendo el recorrido que hay entre casa y el colegio. Así también puedes calcular cuánto tiempo tardarás el primer día de colegio. Habla de cuál será el nomre de su clase, el nombre de su maestra y si coincidirá con alguno de sus amiguitos. Esto le dará seguridad. Dile a qué hora comienza la escuela y a qué hora terminará. Algunas escuelas permiten visitas para padres y sería ideal que tomaras esta opción. Luego comenta todo lo que habéis visto allí, diciendo por ejemplo: “En el patio tienen un tobogán muy grande”.

escuela vacía

Leer cuentos sobre el primer día de colegio

Otra manera de hablar sobre la escuela es atravñes de lecturas relacionadas. Hay muchos cuentos sobre este evento como el cuento montessori de Helen Oxenbury “El primer día de Escuela. Ver a otros niños pasando por el mismo proceso les ayuda a entenderlo y a empatizar con ellos.

Ayudarle a autoestablecerse una meta

Sé que este título puede sorprender, pues solemos pensar que solo los adultos tenemos metas. Es positivo ayudar a los niños a estalecersse metas alcanzables desde pequeños, porque eso les motiva a esforzarse y evolucionar. Pueden ser metas pequeñas como: “Me gustaría aprender a saltar a la pata coja” o “Quiero aprender a escribir mi nombre”. Lo positivo de esto es que les dará una razón intrínseca para ir a la escuela cada día. Cuando consiga una meta puede plantearse la siguiente. De lo contrario, irán a la escuela porque es lo que dicen papá y mamá que hay que hacer. ¿Notas la diferencia?

Cómo afrontar en primer día de colegio

El tiempo pasa volando. Parece que fue ayer que lo sostenías en tus brazos por primera vez y de repente tu personita está a punto de vivir su primer día de colegio. ¡Es increíble! Pero a pesar de lo rápido que ha sido todo, no te puede coger de imprevisto.

Levantarse con tiempo

Este día, tienes que recopilar toda tu calma para acompañar a tu personita en este proceso. Por ello, no hay sitio para las prisas. Levántate con mucho tiempo y despierta a tu personita con tiempo de sobra. Asegúrate de que tienes tiempo para una rabieta imprevista porque no quiere llevar esos zapatos. No solo necesitas tiempo de sobra para lo que tienes que hacer, sino también para todo lo que pueda suceder. Te aconsejo que desde hoy mismo crees una rutina clara y definida para las mañanas. Te recomiendo, también, que la sigas a rajatabla el resto del año. Y nunca, nunca olvides que necesitas tiempo para estar en calma.

Hacer un periodo de adaptación

La mayoría de las escuelas tienen un periodo de adaptación para ayudar a los niños en esta transición. Normalmente, el primer día de colegio para los niños nuevos, no es un día normal. Generalmente son menos horas y/o son menos alumnos, de manera que las maestras/os pueden dedicar más tiempo a crear un vínculo con ellos. ¿Te he contado alguna vez que creo que sin vínculo no es posible el aprendizaje? Pues lo digo ahora. Quizá en algún artículo te explicaré mis razones para creerlo así.

Conocer a las maestras/os

Como he dicho justo en el párrafo anterior, los educadores somos elementos clave en la educación de un niño/a. No somos el elemento principal, ya que hay elementos como el propio niño, la familia y el entorno que tienen mucho peso, pero es indudable que somos un elemento decisivo. Por ello es importante que tus peronitas se acostumbren cuanto antes a su maestra/o y aprendan a apreciarla/o. Por favor, nunca contradigas las acciones u opiniones de los educadores frente a tus hijos porque solo les enseñarás a despreciar el trabajo de otros. Si tienes alguna preocupación habla directamente con ellos en privado.

Empatizar

Tu personita, a pesar de lo bien que los has preparado hasta el momento, puede tener una reacción negativa a última hora. Puede que llore desconsoldamente agarrado a tu pierna. Te romperá el corazón. Y todo el que haya alrededor. A veces incluso, se produce un efecto contagio y si un solo  niño empieza a llorar el resto de la clase llora con él. ¿Qué hacer en un momento así? Decirle que le comprendes, que a veces es difícil ir a sitios nuevos donde no conoces a nadie. Reconocer que a veces tú también te asustas en esas situaciones, pero coges valor y sigues adelante.

Despedirse sin dramas

Por último, solo queda despedirse sin dramas. Y digo despedirse, no salir corriendo sin que te vea. Muchos adultos aprovechan que el niño está distraido con algo para ecabullirse sin ser vistos. Yo desaconsejo totalemtne esta opción. El niño se dará cuenta de que no estás en algún momento y qué pasará entonces? Creerá que lo has abandonado. De hecho, es cierto, le has abandonado.

Por tanto, toma una vía mucho más valiente y honesta. Dale un beso y un abrazo y dile: “Ahora me tengo que marchar, luego vendré a recogerte y no te dejaría auí si no supiera que vas a estar bien”. No te voy a garantizar que no llore, porque esto depende de la sensibilidad y la personalidad de cada niño. Pero sí te voy a garantizar que no se sentirá abandonado y que confiará en tí.

Recogerlo su primer día de colegio

Por suerte, has pasado la parte más difícil. ahora queda ponerle la guinda al pastel. Recoegr a tu hijo de la escuela en su primer día de colegio es tan importante como dejarlo. Recuerda que cuando te fuiste por la mañana, sin abandonarslo, le promestiste que estarías ahí a la salida. Aquí van algunas recomendaciones:

  • Asegúrate de que llegas cinco minutos antes. Así verá tu caa nada más salir. Los niños se ponen ansiosos cuando ven que los demás se están marchando y no hay ninguna cara conocida para ellos.
  • Cuando te lo entreguen, dale un beso y un abrazo. Felicítale por su valentía, aunque haya llorado ha superado su primer día y cada día será más fácil.
  • Préstale toda tu atención: no hay nada más importante que él así que ni se te ocurra recibirle con el teléfono en la mano.
  • Pregúntale qué es lo que más le ha gustado para forzarle a que encuentre algo positivo del día.
  • No le des ningún premio de comida o regalos ya que se acostumbrará a pedirlos. Además, quitará valor a su mérito no se centrará en lo que ha conseguido por sí mismo, sino en lo que tú le ofreces. En Montessori en casa puedes leer más sobre por qué evitar los castigos y las recompensas.

Conclusión

Hay muchas maneras de preparase para el primer día de escuela, pero creo que lo fundamental es prepararse a nivel emocional. Este es un gran día para ti, pero sobre todo es una gran transformacion para tu personita. Recuerda que él/ella es el protagonista, el que tiene mayores emocines en el momento y quien menos sabe gestionarlas. Tu deber como adulto es ayudarle a que sea más fácil, sin imponer ni juzgar.

¿Tienes un hijo en edad de empezar la esculea este año? ¿Que te han parecido estos consejos? ¿Recuerdas el primer día de colegio de tu personita? ¿Cómo fue? Seguro que te apetece responderme a estas preguntas. Puedes hacerlo en los comentarios del blog o en redes sociales. Son Personitas tiene cuenta en Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest, y Google+. No olvides suscribirte para recibir mi newsletter con contenido exclusivo y recibirás de manera gratuita el ebook 100 ideas de actividades sensoriales.

Gracias por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *