Inventar cuentos con niños: ideas divertidas de escritora

Máquina de escribir para inventar cuentos con niños

Soy escritora y me encanta inventar cuentos. Creo que esto no sorprenderá a nadie. Lo que quizá te sorprenda es lo siguiente. Todo el mundo puede inventar cuentos, los niños también. ¿No te parece un ejercicio creativo fabuloso? Pues te voy a dar un montón de ideas divertidas para llevarlo a cabo.

Momentos para inventar cuentos con niños.

Como escritora, me encanta animar a mi personita a que invente sus propias historias. De hecho, casi todos los días inventamos una. Cada vez lo hace mejor. Poco a poco, entiende mejor los elementos que contiene un cuento: los personajes, la estructura o cómo crear un conflicto. Si quieres conocer más sobre los elementos de los cuentos para niños te invito a leer este post. 

A lo mejor te sorprende que tengamos tiempo para hacer esto casi cada día. Quizá te guste la propuesta y te encantaría inventar cuentos con tu personita pero no sabes de dónde sacar tiempo para hacerlo. Pues aquí van algunas propuestas:

Camino del colegio

Por la mañana temprano vamos a la escuela caminando y en tan solo diez minutos de paseo nos da tiempo a inventarnos una historia cada uno. A veces, si la historia se complica solo da tiempo a una. Eso significa, que poco a poco es capaz de inventar historias más complejas con más detalles.

Esperando el bus

Estáis en la parada del bus y quedan 7 minutos para que venga tu línea. ¿Qué vas a hacer? ¿Mirar el móvil y dejarle que se aburra solo? O pero aún, ¿Dejarle un juego en tu móvil para que no dé la lata? Ni hablar. Hay cosas más productivas que hacer. Una de ellas puede ser inventar un cuento juntos.

En la consulta del médico

Hay silencio sepulcral en la sala de espera y te has dado cuenta de que jugar a las adivinanzas está siento bastante más jaleoso de lo que pensabas. Cada vez que acierta una palabra la grita en voz alta. Entonces, toda la sala te mira con esa cara de “estoy enfermo  y no soporto el ruido”. ¿Y si en cambio le propones inventar una historia de misterio? La única condición es que hay que contarla a susurros.

En el aeropuerto

Viajar con niños en avión puede ser pesado. Sobre todo porque si eres tan desesperada como yo, te vas para el aeropuerto horas antes de que tu avión salga. Para llenar esos huecos, ya sabes qué hacer.

Antes de irse a la cama

Puedes incorporar este hábito dentro de tu rutina para dormir. Sin embargo, recomiendo que además, añadas un libro para leer en la cama. Será mucho menos excitante y más propicio para esta hora.

La hora de jugar en casa

La hora de jugar en casa, sea por la mañana o por la tarde también es buen momento para inventar cuentos. La ventaja de inventar cuentos en casa es que puedes utilizar algunos recursos que os ayuden a encontrar inspiración. Para ello, te sugiero todos los recursos que tienes en el siguiente apartado.

Ideas divertidas para inventar cuentos con niños

Ahora, vamos a ver varias formas de inventar cuentos con niños. Son todas ideas divertidas para que crear nuevas historias no sea una especie de “deberes” sino una actividad para divertirse. Ya sabes, que siempre defiendo que como mejor aprenden los niños es jugando. Además, las ideas que traigo a continuación son manipulabes, para esas manos inquietas que siempre quieren tocar algo.

Los dados de contar historias.

Seguro que ya los conoces. Consisten en unos dados con dibujos que lanzas para contar historias con ellos. Hay de diferentes temáticas: generales, hadas, piratas, etc. Son varias las marcas que los venden. Yo tengo los de Tiger Store como verás en la foto de abajo. Son los más asequibles que he visto hasta el momento. Pero si no quieres comprar más recursos, también puedes hacerlos tú mismo/a. Aquí tienes una versión DIY.

Dados para inventar cuentos.
Dados para inventar historias de Tiger Store.

Las rocas de contar historias.

Se trata de coger unas cuantas piedras pulidas y pintar en ellas algunos símbolos sencillos. Por ejemplo: una niña, un barco, una casa, un árbol, un oso, etc. Luego hay que sacar algunas de la bolsa e inventar un cuento con ellas.

Marionetas.

Pueden ser de dedo, de mano, de palo. Las marionetas de dedos las suelen vender en packs, con lo que es fácil hacerse con un pequeña colección. Las marionetas funcionan igual que las otras alternativas, pero además, se pueden mover para realizar las acciones de la historia. Eso siempre capta la atención de los más inquietos.

Marionetas para inventar cuentos.
Cesta con marionetas de dedo y peluches pequeños para inventar cuentos. Incluye una rana, una ardilla, un dragón, un oso, un reno y un corazón.

Cesta de objetos.

Reúne unos cuantos objetos y trata de contar una historia con ellos. Puedes incluir animales de juguete, o figuras de Lego o Playmobil. Yo he utilizado una figura de madera neutra porque da más pie a la imaginación al no tener  detalles de género, raza, edad o profesión. También otros elementos como una cuchara, un tractor, etc. ¡Imaginación al poder!

Cesta con objetos para inventar cuentos
Cesta con objetos para inventar cuentos. Incluye una figura de persona de madera, una vaca, una cuchara, una locomotora y un corazón. ¿Saldría una historia interesante?

Dibujos y fotografías.

Puedes improvisar un sistema de inventar historias con trozos de papel y unos lápices de colores. Si además tienes una plastificadora para que te duren para la siguiente vez aprovecharás el tiempo invertido. Otra opción es guardar imágenes de cajas de cereales, etiquetas de juguetes, etc. Yo he usado algunas tarjetas de un juego de memory, que me parecía ideal para crear historias. Si las pones juntas en una caja o en un cesta será un buen sistema para inventar cuentos.

Imágenes para inventar cuentos
Imágenes de un memory reutilizadas para inventar cuentos. Mezcla personajes típicos de los cuentos de hadas, como la rana, el rey y la reina o un duende.

Tarjetas de cuentos.

Hay una opción menos conocida que es muy interesante. Se tratan de tarjetas que contienen escenas con diferentes personajes. A mí me gustan mucho, porque las puedes ordenar con diferentes secuencias para contar la historia de manera diferente. Como además no tienen texto, puedes inventar los nombres de los personajes, o cuáles son sus motivaciones. Descubrir las motivaciones de cada personaje es algo que me resulta siempre útil como escritora. Mucho más que su descripción física o psicológica.

Tarjetas para inventar cuentos
Tarjetas para inventar cuentos de fantasía. Estas las compré en Ikea y forman parte de la colección Latjo.

Tarro de las palabras.

Escribe algunas palabras y metelas en un tarro de cristal. Lo bueno de esta opción es que permite incluir adjetivos y acciones, que es más complicado con las otras opciones. Obviamente, si tu personita aún no sabe leer, quizá esta no es la opción más adecuada. Sin embargo, puede ser una actividad perfecta para enseñar a leer de una forma divertida. 

Palitos con temas.

Puedes escribir en un palo de madera, de esos que venden para manualidades, el tema de un cuento. Por ejemplo “Nave espacial sin gasolina”, o “Bruja que quiere ir al baile”. Esta idea es de Isabel Bermejo y la puedes ver más desarrollada en su blog de fomento de la lectura El lapicero Mágico.

Los libros partidos.

Otra idea de Isabel Bermejo consiste en cortar en varias partes una libreta anillada. Así al pasar las páginas, se formarán diferentes frases que darán lugar a la historia. Usando los libros partidos los niños pueden inventar cuentos de manera más guiada. Lee en este enlace de Orientación Andújar cómo funciona.

Rehacer cuentos tradicionales.

Puedes rehacer cuentos clásicos cambiando los roles de sus personajes. ¿Qué pasaría si el lobo es el bueno? Imagina que Caperucita nunca llega a casa de la abuelita porque se distrae por el camino, cómo sería el cuento? ¿Y si es la Bella Durmiente la que salva al príncipe del dragón de Maléfica?

Otra opción es cambiarlos de época o de lugar. El marco es muy importante para los cuentos. Por ejemplo, podemos ver qué pasaría si actualizamos los cuentos tradicionales al mundo de hoy día.  ¿Y si Caperucita hubiera usado Google Maps para no perderse en el bosque? ¿Y si La Cenicienta hubiera llamado un taxi para llegar a la fiesta? ¿Le hubiera sonado la alarma del móvil a medianoche? ¿Y si Ricitos de Oro apareciera en el País de Nnunca Jamás? Como ves da pie para inventar cuentos con nuevas historias.

Conclusión

Estos son algunos de los recursos que yo uso para inventar cuentos con niños. Como has leído, se puede hacer en casi cualquier momento del día. Puedes inventar cuentos con tus hijos usando tan solo vuestra imaginación. Sin embargo, si quieres la ayuda de algunos recursos para estimular la creatividad de vuestras mentes, aquí hay un buen repertorio.

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Tienes algunos de estos recursos en casa? ¿Qué otras formas de inventar cuentos con niños conoces? Me gustaría conocerlas para poder usarlas yo misma. Quiero conocer todas tus experiencias y opiniones sobre este tema. Puedes decírmelo en un cometario de esta entrada o en redes sociales. Son Personitas tiene página en Facebook, cuenta de InstagramPinterestTwitter y Google +. No olvides suscribirte para recibir todas mis novedades en el newsletter del blog, además de contenido exclusivo.

Gracias por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *