Inclusión educativa: Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Sillas de ruedas como símbolo de la inclusión educativa

La inclusión educativa va más allá de la integración de personas con discapacidad en el sistema escolar. Trataré el tema con la excusa de que cada 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Para entender la educación inclusiva, veremos en qué se diferencia de la integración educativa. Son dos propuestas cuyos matices las diferencian enormemente.

 ¿Qué entendemos por “Personas con Discapacidad”?

Según la ONU una persona con discapacidad es aquella cuya condición afecta el nivel de vida de un individuo o de un grupo. El término se usa para definir una deficiencia física o mental. Esta puede ser:

  • Discapacidad motriz. Es aquella en la que la movilidad de la persona se ve afectada total o parcialmente.
  • Discapacidad sensorial. Dificultad total o parcial en el uso de los órganos relacionados con los sentidos, como la ceguera o la sordera.
  • Cognitiva o intelectual. En aquellas personas con dificultades de aprendizaje, en las que en ocasiones, también su lenguaje se ve afectado.
  • Enfermedades crónicas o mentales en aquellos casos en los que afectan al desarrollo de las tareas propias de su vida cotidiana.

Se estima que 150 millones de niños en todo el mundo tienen algún tipo de discapacidad. El 80 % de esos niños vive en países en desarrollo por lo que su riesgo de marginación es mayor. Otro problema añadido, es que según la ONU los niños con discapacidad son cuatro veces más propensos a ser víctimas de la violencia.

Los niños con discapacidad y la inclusión educativa

Un gran problema para las personas con discapacidad proviene de la ignorancia de la sociedad sobre su condición. Ya mencioné esto cuando escribí sobre el Autismo en la infancia y desmentí algunos mitos sobre esta condición. Este problema se acrecienta debido a que en ocasiones, vivimos en mundos separados. Vemos dos modelos educativos en lo referente al trato que dan a las personas con discapacidad. Por un lado, veremos la inclusión educativa y por el otro, la integración educativa.

¿Qué es la educación inclusiva?

La UNESCO define la educación inclusiva de la siguiente manera:

La inclusión se ve como el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes a través de la mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y reduciendo la exclusión en la educación. Involucra cambios y modificaciones en contenidos, aproximaciones, estructuras y estrategias, con una visión común que incluye a todos los niños/as del rango de edad apropiado y la convicción de que es la responsabilidad del sistema regular, educar a todos los niños/as ¨

La inclusión educativa trata de generar una transformación profunda en todo el centro: estructuras, profesores y estudiantes. La educación inclusiva parte de la base de que todos somos diferentes, y por tanto, evita la homogeneización de la escuela tradicional. Esto es positivo tanto para las personas con discapacidad como para aquellas que no lo son, aportando riqueza al ambiente escolar. Es difícil empatizar con alguien a quien no tenemos cerca. Por eso, muchas voces se están haciendo oír para lograr una escuela inclusiva. Es un sistema apoyado en los valores de equidad y comunidad.

Integración educativa

La integración educativa es lo que se ha venido haciendo hasta ahora en nuestros centros, en el mejor de los casos. Se trata de un tipo de educación que pone el foco en integrar al individuo con necesidades educativas. Se centra en el diagnóstico y la inserción es parcial y condicionada. No requiere grandes cambios estructurales, tan solo algunos especialistas en educación especial que llevan a cabo programas específicos para los individuos.

Diferencias entre inclusión educativa e integración educativa

 

Infografía Exclusión, Segregación, Integración, Inclusión
Imagen extraida de la web Doble Equipo Valencia.

Analicemos la infografía de la parte superior. La exclusión es la peor de las opciones a la hora de educar para la diversidad. Consiste en dejar fuera a aquellos que son diferentes, y es por tanto reprochable. La segregación, vendría a equivaler a tener a las personas con discapacidad en centros especiales. Allí sin duda están atendidos, pero están al margen del resto de la sociedad. La integración sería incluir a los alumnos con necesidades educativas especiales en centros ordinarios, pero llevan en muchos casos un currículo diferente al resto y siendo atendidos fuera del aula para programas especiales. Como verás, es una clara mejoría del sistema anterior. Sin embargo, podemos ir un paso más allá. Con la inclusión, quitamos todas las barreras. La inclusión educativa no pone a las personas diferentes en un círculo protegido y diferenciado del resto, sino que hay una mezcla verdadera de los individuos.

Conclusión

Si queremos enseñar a nuestras personitas valores como la diversidad y la equidad, debemos apostar por una transformación hacia una inclusión educativa. El impulso no debe venir por parte de las familias de personas con discapacidad, sino del conjunto de la sociedad.

¿Conocías este término? ¿Sabías la diferencia de matices entre inclusión educativa e integración educativa? ¿Estás a cargo de alguna persona con discapacidad o te toca de cerca el tema? Si te interesa este tema, por favor házmelo saber para que escriba más sobre ello. Déjame un comentario en el blog o a través de redes sociales.

Son Personitas tiene página en Facebook, cuenta de InstagramPinterestTwitter y Google +. No olvides suscribirte para recibir todas mis novedades en el newsletter del blog, además de contenido exclusivo.

Gracias por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *