Deshacerse de juguetes viejos antes de Navidad

Jueguetes pequeños sobre fondo amarillo para deshacerse de juguetes viejos antes de Navidad

¿Tus personitas están desbordadas de juguetes y no saben a qué jugar? Entonces, hay que deshacerse de juguetes viejos antes de Navidad. Y no me refiero a deshacerse de los viejos para dar cabida a montones de nuevos juguetes. Me refiero a dejar de acumular montones de juguetes y juegos de mesa que no usan, para que jueguen más con los pocos que se queden.

Está demostrado que los niños se sienten incapaces de elegir ante una multitud de opciones. Si entras a una panadería repleta de dulces y les preguntas “¿Qué quieres?”, se sentirán tan desbordados por la cantidad de oferta que puede que se queden mudos por un rato, sin saber qué elegir. O que empiecen con aquello de “Quiero esto; no mejor esto; espera, espera…” Es decir, les cuesta elegir. En cambio, si vas a la misma panadería y les ofreces “¿Quieres una magdalena o galletas de chocolate?” La elección es mucho más sencilla y seguro que te dan una respuesta.

Pues lo mismo sucede con los juguetes. De hecho, creo que también nos sucede a los adultos y es una de las razones por las que decidí vivir un estilo de vida minimalista.

El minimalismo con niños

Ya he hablado en ocasiones de cómo es no solo posible, sino además recomendable, vivir un estilo de vida minimalista con niños. Ser minimalista les ayuda a ser más conscientes de lo que sucede a su alrededor, más mindful. EL minimalismo con niños se puede aplicar a diferentes áreas como su ropa, sus recuerdos y también, sus juguetes. Si quieres puedes leer lo que escribí sobre cómo organizar los trabajos de los niños. Es muy común verse desbordado por montones de pequeñas obras de arte que nos parte el corazón tirar.

Lo mismo sucede con los juguetes. Sin embargo, si involucramos a los niños en el proceso será mucho más sencillo. La propia Marie Kondo, autora del método Konmari en su libro La Magia del Orden, afirma que los niños pueden aplicar una simplificación de su método desde los tres años. También afirma que cuanto antes empiecen a ser conscientes de sus posesiones materiales y a hacerse cargo de ellas, mejor.

El primer paso para esto es enseñar a los niños a guardar. Lo pueden hacer desde muy pequeños, incluso con un año. Pero para que esto sea posible hay que tener en cuenta dos cosas:

  1. Deben ver que tú también guardas y ordenas tus cosas. Recuerda: siempre somos modelos y copian lo que ven.
  2. Cada objeto debe tener su propio lugar, su espacio designado. Para esto funciona muy bien tener etiquetas visuales en los diferentes espacios.

Deshacerse de juguetes viejos: paso a paso

Para empezar este proceso, antes de ponernos a tirar sin más, hay que hacer algunas consideraciones previas. Una vez tomadas esas decisiones podremos pasar a seleccionar lo que se queda. Finalmente, buscaremos el lugar a cada objeto y, a ser posible lo etiquetaremos. Por último, aprenderemos de este proceso para tener mejor criterio a la hora de dejar nuevos objetos entrar en casa.

Deshacerse de juguetes viejos: pasos previos

Marie Kondo siempre empieza sus sesiones de coaching pidiendo a la persona que establezca sus propios objetivos. En esto consiste el minimalismo. Yo no te voy a decir: “Debes quedarte con solo diez juguetes” o “tienes que elegir un máximo de tres juguetes de cada categoría”. Es una decisión que debes hacer tú misma/o. Lo que funciona para unos, no funciona para otros.

Sin embargo, lo que sí te puedo decir es que límites el espacio. Quizá en años anteriores tras la Navidad has tenido que pensar en cómo reorganizar el espacio. A veces habrás pensado en comprar más muebles para poder meter los nuevos juguetes. Creo que todos coincidimos en que los niños reciben demasiados regalos. En otra ocasión discutiremos cómo podemos cambiar esta tendencia, pero ahora, vamos a centrarnos en lo que estamos.

Como te decía, elige qué espacio o espacios vas a destinar a los juguetes. Puede ser en su propia habitación y/o en lugares comunes de la casa. Marie Kondo, que no tenía niños cuando escribió el libro, opinaba que todos sus juguetes debían estar en su habitación. Por el contrario, yo prefiero la segunda opción porque me gusta que juegue cerca del resto de la familia, no aislado.

Sea cual sea la habitación, tendrás algunos muebles que uses para el almacenaje. Una vez los hayas decidido, mantente firme. Lo que seleciones debe caber ahí, sin excepción.

La segunda cosa que debes hacer antes de comenzar es hablar con tu personita. Debes explicarle por qué es importante para ti que reduzca el número de sus juguetes y hacerle comprender que así podrá jugar más con los que tiene. Nunca tires juguetes a escondidas y sin preguntarle. Son sus juguetes, no tuyos.

Deshacerse de juguetes viejos: proceso de selección

Con los criterios claros, empezamos el proceso de deshacerse de juguetes viejos. Haremos el proceso acompañados de nuestra personita.

Ordenar por categorías

Si tu personita tiene muchos juguetes, quizá sea abrumador hacerlo todo en una sesión. Si ese es el caso, deberás ordenar por categorías, no por habitaciones. Marie Kondo no menciona qué categorías usar con respecto a los juguetes, así que las voy a proponer yo. Algunas categorías pueden ser:

  • Libros y cuentos.
  • Materiales de escritura y arte.
  • Juegos de mesa y cartas.
  • Puzles. (Acabo de descubrir en la RAE que en español se escribe con una zeta.)
  • Piezas de construcción.
  • Coches y transportes.
  • Juguetes pequeños: figuras de animales  y personas.
  • Colecciones o packs de juguetes: Playmobil, Silvanian families, etc.
  • Peluches y marionetas.
  • Muñecas y complementos.
  • Juego dramático (cocinita, tienda, etc.) y disfraces.
  • Juguetes de exteriores: pomperos, cuerdas, pelotas, patines, etc.

Creo que leyendo la lista te darás cuenta de que tu personita tiene más juguetes de los que pensabas.

Criterios de selección

Según los criterios que hayan seleccionado, habrá que deshacerse de juguetes viejos que no son negociables. Este puede ser el caso si:

Oso de pelcuhe vendado

  • Son juguetes rotos.
  • Les faltan piezas.
  • No son apropiados para su edad o son inseguros. No hace falta tirarlo a la basura, luego veremos qué puedes hacer con ellos.
  • Están duplicados. Por ejemplo, ¿cuántas muñecas Barbie necesita una sola personita? Si no aporta nada nuevo, déjalo ir.

A esta lista de básicos puedes añadir otros criterios que tú decidas junto a tu personita:

  • Son demasiado ruidosos.
  • Se rompen fácilmente.
  • Tardamos mucho en montarlo y desmontarlo y da pocas posibilidades de juego.
  • Necesitan pilas y no puede jugar con ellos porque se descargan cada dos por tres.

Una vez estén claros estos conceptos, tu personita deberá ir cogiendo juguete a juguete y decidir si le gusta o no le gusta.

Cuidado que esta fase puede ser más dura para ti que para tu personita. Los niños son totalmente sinceros sobre lo que les gusta y lo que no. No tienen prejuicios que tenemos nosotros considerando el dinero que nos costó o quién se lo regaló. Sigue su sabiduría y si no le gusta, ¡déjalo ir!

Si quieres enfocarlo de manera positiva. Puedes hacerlo de otra forma. Coloca todos los juguetes de una categoría juntos y pídele que elija con los que se quiere quedar. Tal vez si le das un número le ayudas a limitar la decisión, pero tal vez no lo necesite.

Deshacerse de juguetes viejos: ordenar los juguetes elegidos

Cuando hayáis seleccionado los juguetes que se quedan, hay que buscarles un lugar. Te doy algunos consejos para esto:

Caja de Lego ordenada por colores.

  • Ordena los juguetes siguiendo las categorías. Puedes juntar algunas categorías si se usan juntas, por ejemplo, yo tengo las cosas de playdough con las de la cocinita.
  • Busca cajas, bandejas y cestas abiertas para organizar los contenidos. Evita meterlos todos en un baúl pues eso contribuirá al desorden.
  • Colócalos de manera que se puedan ver y sean accesibles. Uno de los principios de la educación Montessori es que el niño debe ser capaz de acceder a sus propios juguetes por sí mismo para fomentar la autonomía.
  • Etiqueta los espacios de manera visual si no sabe leer para recordarle dónde va cada objeto al principio.
  • Ordenar por colores siempre es visualmente agradecido. Da sensación de mayor orden y calma, como la imagen superior de nuestras piezas de Lego.

Deshacerse de juguetes viejos: qué hacer con ellos

Muchos juguetes de nuestra personita no habrán pasado el proceso de selección. A la hora de deshacerse de ellos tenemos varias opciones.

  • Apartar los juguetes durante un tiempo. Algunos juguetes pueden no ser apropiados para la edad actual del niño, pero pueden servirle cuando crezca. Puedes retirarlos de la vista, para que cuando llegue el momento le generen interés. También puede suceder que no estásis seguros de si un juguete merece la pena quedárselo o no. Retíralo durante unos meses y si pasado ese tiempo, no lo ha echado de menos, es hora de deshacerse de él.
  • Donar los juguetes que estén en buenas condiciones. Muchas veces nos cuesta tirar un juguete porque está nuevo. Pero es probable que si sigue en nuestra casa, siga igual de nuevo porque la verdad es que nunca juega con él. No temas, porque seguro que ese juguete puede ser aprovechado por otra personita. Piensa si a alguno de sus amigos le puede interesar. También puedes buscar una ONG que los recoja o donar a escuelas y ludotecas locales.
  • Tirar sin piedad los juguetes que no sirven. Si está roto, fuera. Si le faltan piezas, a la basura. Si no es ni siquiera divertido, ¿para qué lo va a querer alguien? Por supuesto, en los casos en los que sea posible trata de reciclarlos.

Gráfico explicativo de la regla de las tres erres de modo minimalista

Deshacerse de juguetes viejos y aprender de ello

Una vez que llegues a este punto te sentirás más libre. Tu personita también porque habrá recuperado su capacidad de decidir (recuerda el ejemplo de la pastelería). Lo que es importante es que consideres que si vuelves a acumular estarás en el mismo punto de partida así que antes de terminar necesitarás hacer algunas reflexiones. Habrás aprendido cuáles son los juguetes favoritos de tu personita. ¿Con cuáles juega más? ¿Qué tienen en común? Toma nota antes de lanzarte a comprar sin miramiento con la campaña navideña. Díselo también a los familiares y amigos que habitualmente le hacen regalos de Navidad.

Si aún así, con lo que te ha costado deshacerte de todo esos juguetes, quieres alguna idea de regalos para las navidades te dejo estas:

Conclusión

Espero que este artículo realmente sirva para ser más conscientes de que nuestras personitas no necesitan tanto para ser felices. Te invito a que me cuentes cómo lidias tú con los juguetes de los niños. ¿Qué sistema usas para ordenarlos? ¿Te resulta fácil deshacerte de ellos? ¿Te ayuda tu personita en el proceso? Cuéntamelo todo dejando un comentario en el blog o en redes sociales.

Son Personitas tiene página en Facebook, cuenta de InstagramPinterestTwitter y Google +. No olvides suscribirte para recibir todas mis novedades en el newsletter del blog, además de contenido exclusivo.

Gracias por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *