Cuentos para niños: elementos del cuento

Los cuentos para niños y niñas son una de las formas de literatura infantil más populares. Sin embargo, puede que no sepas mucho sobre lo que hay detrás de un cuento. Por ello, me he propuesto acercarlo a ti a través de mi experiencia como escritora pero de una manera sencilla.

Elementos de los cuentos para niños

Los cuentos para niños constan de varios elementos que forman todo el conjunto. De la mezcla que se hace de cada uno de los elementos, tenderemos como resultado un tipo de cuento diferente.

Infografía de los elementos del cuento por Mavi Pastor

Personajes en los cuentos para niños

En este género exite mucha diversidad de personajes. Los personajes de los cuentos pueden ser humanos, animales, monstruos o seres de fantasía. También pueden ser robots. Incluso pueden ser objetos hablantes. ¡No hay límites!

Cuando publico cuentos de 0 a 6 años promuevo que mis personajes sean humanos, porque los cuentos montessori se basan en la realidad. En este artículo puedes leer las razones. No tengo nada en contra de los cuentos protagonizados por animales o seres fantásticos, pero intento que estos sean una minoría dentro de mi colección para esta edad.

En cambio, cuando pasamos a la etapa de 6 a 12 años la mente del niño es capaz de asimilar mejor la fantasía. De hecho, es una etapa muy creativa y los cuentos con elementos fantásticos son muy atractivos para niños y niñas.

Dentro de los personajes hay varios tipos según la función que desempeñan en el cuento.

Personaje protagonista.

Es aquel en torno al cual gira la historia. En los cuentos tradicionales, los personjaes protagonistas están dotados con valores positivos. La Cenicienta es un claro ejemplo. Es una dulce joven, que ayuda a su madrastra y hermanastras, que limpia hasta quedar extenuada y nunca se queja. Esto está cambiando en los cuentos más modernos, donde se buscan personajes más equilibrados.

A veces nos encontramos con que pueden ser varios protagonistas, por ejemplo, los hermanos Hansel y Gretel.

Caperucita Roja de espaldas, uno de los cuentos para niños más popular.

Personaje antagonista.

Es el personaje cuyos objetivo se oponen a los del protagonista. En muchos de los cuentos tradicionales se encarna en la figura del lobo. Podemos encontrar al lobo como antagonista en Los tres cerditos, Los siete cabritillos y Caperucita Roja. Si quieres ver algunos lobos reconvertidos en buenos, aquí tienes unas buenas sugerencias. En ocasiones, el antagonitsa no es otro personjae, sino que es una parte del propio protagonista que se opone a su objetivo y que debe cambiar para conseguirlo.

Personajes secundarios.

Los personajes secundarios ayudan a desarrollar la historia. Pueden ser ayudantes del protagonista, si sirven para que logre su objetivo. Volviendo al cuento de Cenicienta, los ratones son sus ayudantes. Primero, le ayudan a coser un vestido, aunque no sirve de nada porque las malvadas hermanastras lo destrozan. Luego, le ayudan como corceles del carruaje que la llevará hasta el baile.

Otros personajes secundarios pueden ser ayudantes del antagonista, de manera, voluntaria o involuntaria. Por ejemplo, el sultán de Aladín, se convierte ne ayudante involuntario del antagonista al aceptar que se case con su hija.

Los guardianes son otro tipo de personajes secundarios. Su función en el cuento es custodiar algo o alguien. Es el caso del dragón de La Bella Durmiente. Los personajes guardianes pueden proteger un tesoro o bien otro personaje. A este otro personaje se le llama personaje meta y su única función es ser rescatado por otros. Por tanto, es un papel pasivo dentro de la trama. Esto sucede en muchos cuentos tradicionales con las princesas.

Hay muchos otros tipos de personajes secundarios según la función que desempeñen. Sin embargo, no quiero complicar mucho este artículo así que creo que con estos ejemplos será suficiente.

El entorno o marco en los cuentos para niños

El entorno o marco de los cuentos para niños puede ser muy diverso. Se refiere básicamente al lugar, la época y en definitiva el contexto en el que se ambienta el cuento.

El entorno de un cuento infantil puede ser real o irreal lo que multiplica infinitamente las posibilidades. Por ejemplo, no es lo mismo el entorno de Caperucita Roja que el de Paddington. Por tanto, cuando inventamos un cuento debemos pensar en qué mundo se desarrolla la historia. ¿Es un mundo real o fantástico? ¿Se trata de un bosque o una ciudad? ¿Sucede en una época pasada o moderna?

Mundo fantástico propio de los cuentos para niños.

Este elemento será determinante para cómo se desencadenen las acciones.

El conflicto en los cuentos para niños

El conflicto del cuento se puede ver desde dos puntos de vista.

  • Es el objetivo que el personaje protagonista debe alcanzar.
  • Es el obstáculo al que el personje protagonista debe enfrentarse.

En cualquiera de los dos casos, es un problmea que el protagonista debe solucionar. Habitualmente, conocemos este conflicto al principio. Por ejemplo, una niña tiene miedo de empezar su primer día de escuela. Esto sirve como gancho para el lector que ya sabe qué esperar de la historia.

El conflicto puede ser interno o externo, aunque a veces son ambos.

Un conflicto interno es una prueba de superación personal. Es decir, el protagonista necesita una transformación en un rasgo de su personalidad.

En un conflicto externo, el protagonista se ve empujado por un antagonista a dar una serie de pasos, a hacer cambios y tomar decisiones internas.

Generalmente en los cuentos para niños, los protagonistas consiguen sus objetivos y superan sus problemas porque suelen tener final feliz. Aunque no ha sido así siempre. Los cuentos de los hermanos Grimm y de Christian Andersen son conocidos por sus finales tristes. Pongo por caso La Cerillera o El soldadito de plomo.

Estructura en los cuentos para niños

La estructura incluye las partes de un cuento. Puede estar estructurado de muchas maneras, pero lo habitual es usar la clásica estructura de tres partes. Te lo muestro con un ejemplo bien conocido.

La primera parte es la presentación. Es cuando conocemos al personaje protagonista y su problema. Los tres cerditos se van de casa y deben construir sus nuevos hogares. Cada personaje toma diferentes decisiones según su personalidad.

La segunda parte es el nudo, que es cuando se desarrolla el conflicto. El lobo descubre las casas de los cerditos. “Y sopló y sopló y su casa derribó.”

La tercera parte es el desenlace, que es cuando damos un final a la historia resolviendo el conflicto. Los tres cerditos se reúnen en casa del cerdito mayor y juntos crean una estrategia para deshacerse del lobo. El lobo no volvió a molestarles nunca más.

El tema o valores en los cuentos para niños

La mayoría de los cuentos para niños tiene un tema. Es la idea o el valor que subyace en el fondo de la historia. No es necesario que el autor la ponga por escrito para que llegue al lector. Todos sabemos que el tema de Los Tres Cerditos es que vale la pena esforzarse para hacer las cosas bien. En algunos de los cuentos infantiles la moraleja es más fuerte y están protagonizados por animales u objetos animados. Esos cuentos son conocidos como fábulas. Las más conocidas son las Fábulas de Esopo.

Conclusión

Ahora ya conoces las partes o los elemntos del cuento. Tal vez los vayas reconociendo cada vez que leas una nueva historia. Eso te ayudará cuando quieras inventar cuentos para tus personitas. Seguro que ahora no falta nada en vuestras historias.

¿Qué te ha parecido esta información? ¿Te ha resultado útil? ¿Te gustaría saber más cosas como ésta? Si es así no dudes en dejarme un comentario. Puedes hacerlo en el blog o en redes sociales.

Son Personitas tiene página en Facebook, cuenta de InstagramPinterestTwitter y Google +. No olvides suscribirte para recibir todas mis novedades en el newsletter del blog, además de contenido exclusivo.

Gracias por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *